DABBAWALA

La personalidad propia del restaurante Dabbawalla se muestra en la alta cocina y en su interior, aunando gastronomía y arte.

En este inmueble del centro de Madrid, se ha buscado recuperar el origen y la esencia del espacio de su “underground”: mostrando con sinceridad su cuevas de ladrillo, y matizando su color y textura mediante el tratamiento de la luz.

Fotografía: Joaquín Mosquera

ORALIS

Se tratan la arquitectura, la imagen y la marca como un único elemento.

Los materiales, las texturas, la estética sincera e industrial, el blanco como protagonista… recursos que buscan unificar el espacio a la vez que identificar a un grupo de servicios médicos mediante sus diferentes clínicas. Coherencia en la diversidad.

Fotografía: Joaquín Mosquera

URBASER

En las macrociudades de hoy es necesario aspirar al orden: a la adecuada integración entre servicios y necesidades, permitiéndonos elegir el camino que nos mantenga cerca de la naturaleza.

La flexibilidad entre lo riguroso y lo orgánico que conecta a cada individuo con la compleja red de estructuras y relaciones que se desarrolla en todas direcciones y define a la ciudad contemporánea: redes tridimensionales.

Una red que al desestructurarse genera ciudades ahogadas, cuya imagen polucionada todos conocemos. Sin embargo, lo que nos rodea debe ser canalizado a un fin, integrado en una única forma de actuar que cubra los diferentes aspectos de las ciudades, en toda su complejidad: una geometría limpia que genera una estructura transparente.

Al igual que el trabajo que no, por discreto resulta menos fundamental, esa simultaneidad de presencia y de ausencia, es lo que configura el stand. Flexibilidad y soluciones integrales al servicio de la ciudad y el ciudadano.

Fotografía: David de Diego

 Infografía: Ignacio Murad

QdM

En una extensión de 66 hectáreas junto a la costa central de Portugal, se planteó un resort con campo de golf, grandes zonas verdes, 4 urbanizaciones, 654 viviendas (356 unifamiliares, 114 adosadas, 184 en edificaciones plurifamiliares,) 30.000m2 de equipamiento, Hotel y Casa Club con spa, gimnasio, escuela de golf…

VELAZQUEZ 106

PROYECTO EN CURSO

Actualización de una vivienda singular en un edificio representativo del Barrio de Salamanca de Madrid, despojándola de un barniz muy doméstico que había ido adquiriendo a lo largo de los años, y dotándola del carácter representativo que la propiedad demandaba.

Se crearon amplios espacios con diferentes ambientes, en lugar de la sucesión de pequeños salones de la distribución original. La terraza en esquina permite relacionar las diferentes dependencias que sí que fue necesario compartimentar (zona comedor, salones, zona dormitorios).

Infografía: Idearch Studio

 

 

Ciudalcampo

PROYECTO EN CURSO

El encargo fue dar una segunda vida a una casa familiar, obsoleta en instalaciones, programa, eficiencia energética, diseño, construcción… pero con gran valor sentimental para la propiedad.

Se mantuvo la envolvente inferior y se amplió la segunda planta, se abrió la edificación al jardín y al campo de golf a su alrededor, se incorporó la madera al interior de la vivienda… se dio un nuevo valor espacial a la vivienda, respetando su huella.

Infografía: Idearch Studio

CASTELLÓ

La optimización de los espacios y la creación de estancias más proporcionadas garantizan una distribución equilibrada  y funcional.

El inmueble tenía una configuración muy compartimentada, con espacios pequeños y una evidente falta de luz. De aquí que la idea de liberar el espacio y ganar la máxima claridad haya sido el hilo conductor de todo el proceso.

Infografía: Ignacio Murad

KUKKLA

En un local del centro de Madrid, abandonado durante muchos años, se pudo hacer con pocos recursos un espacio alegre y divertido que sirviese, no solo como tienda de ropa infantil, sino también como lugar de reunión y juego, para impartir cursos y charlas…

Al ser un semisótano en un edificio del Madrid antiguo, el empleo de la luz artificial y del color permitió, junto con el uso unificador del mobiliario, darle sentido y coherencia espacial a los diversos pequeños recintos que componían el local.

Fotografía: David Velasco